Cultura de la Seguridad Digital para este 2019

Cultura de la Seguridad Digital para este 2019 Un saludo a todos mis seguidores y grandes bendi [ ... ]

Momo, Ayuwoki y otras criaturas indefensas

Momo, Ayuwoki y otras criaturas indefensas Entiendo que con el título de este post estaran pensa [ ... ]

Lanzamiento del Libro

  Libro "CiberPadres 2.0 - Seguridad en la red para la familia" Con gran emoción c [ ... ]

¡Me hackearon el WhatsApp!

¡Me hackearon el WhatsApp! Hace algunos meses – ok, ok, un par de años – redacté un post [ ... ]

Conferencias en Soacha y Barrancabermeja: algunos apuntes de dos grandes experiencias

Conferencias en Soacha y Barrancabermeja: algunos apuntes de dos grandes experiencias    [ ... ]

Más artículos de interés

Momo, Ayuwoki y otras criaturas indefensas


Entiendo que con el título de este post estaran pensando que cómo llego yo a defender a estas abominables y terribles criaturas que tanto mal han causado a nuestros niños. Pues bien, es mi propuesta para reflexionar en torno a estos fenomenos que estan generando tantos inconvenientes y mal entendidos e invitar a interiorizar que es hora de cambiar la palabra culpa por responsabilidad. Es decir, dejar de tercerizar nuestra responsabilidad (algo que ya había compartido en un anterior artículo). Palabras mas, palabras menos es como si en nuestras épocas nuestros padres le achacaran toda la culpa al coco por nuestra falta de sueño. 

Empecemos aclarando esto con la siguiente imagen.

momo

Esta imagen me la compartió mi esposa, que como mi asesora estrella me apoya día a día con información que le comparten o encuentra por ahí. Le hice algunos retoques en color, ortografía, y algunas cosas extra. Me pareció muy pertinente y apropiada para compartir con ustedes y así reflexionar un poco en torno a estos fenómenos de la seguridad y convivencia digital que afectan a nuestros hijos, sobre todo a los mas chikis.

Y me parece un tema interesante a tratar ya que este fenómeno de las imágenes e historias que circulan en la red está afectando directamente a los más pequeños ya que como sabemos a edades de 8, 9, 11 años - e incluso hasta mucho mas grandes - sus procesos de pensamiento como el discernir qué es verdad y qué es mentira, o qué está bien o mal o la toma de decisiones, son procesos que llevan un tiempo con base en el desarrollo biológico, neurológico y por ende psicológico.

Estas historias que circulan principalmente por Whatsapp, son conocidas como Creepypastas y nos son más que las famosas leyendas urbanas, que desde nuestra infancia han existido (cuando no existía Internet, ni smartphones, ni nada de nada) y nos contaban para que no nos portáramos mal, pero que de la simple historia no pasaba. Hoy, con la gran cantidad de recursos de audio y video, mas el poder de la viralización a traves de los diversos medios digitales, pues hacer creíble una historia ficticia no es complejo ya que no es más que crear un video donde el personaje aparezca, inventar testimonios, agregar fotografías retocadas, en fin, es solo creatividad a partir de Photoshop, After Effects y demás. Es decir, estos personajes se vuelven tan reales en la medida en que en la red aparecen día a día estos falsos testimonios de su veracidad. Imaginemos por un momento a un niño de 10 años recibiendo en su Smartphone este tipo de información.

 

Slender-ManAhora, este fenomeno en Internet no es nuevo, recordemos a Slenderman que apareció por allá en el 2009 y que era aquel ser anormalmente alto, de traje y sin rostro, solo blanco, y que aparecía principalmente en el bosque para atacar a los niños. Tras este personaje ficticio se creó de todo tipo de material grafico, visual, textos, testimonios, libros, videojuegos, webseries hasta película recientemente. Asimilar adecuadamente todo este tipo de contenidos por parte de los menores es muy complejo, y para no ir tan lejos en el año 2014 dos niñas de 12 años de edad en Estados Unidos, sujetaron y apuñalaron 19 veces a una compañera de clase de su misma edad. Al rendir indagatoria afirmaron que querían cometer un asesinato como un primer paso para convertirse en acólitas de Slender Man, después de haber leído sobre él en línea. Ahora bien, no quiere decir que todos los niños se vuelvan criminales en potencia ya que esto es relativo al entorno familiar, social, mental, etc. y en el caso de estas niñas parece ser que existían principios de esquizofrenia, pero si es claro que de una u otra manera se afecta la vida del menor, ya sea en trastornos de sueño, miedo, agresividad, entre otros. Y esto también es aprovechado por las mentes criminales para extorsionar u obligar a realizar retos con fines muy perjudiciales.

Empecé este post con momo, una historia creada a partir de una escultura japonesa que a alguien se le ocurrió que sería bueno compartir su fotografía en Internet para asustar, y otros para acosar, hostigar, presionar, estafar, engañar y demás. Ya ha quedado claro el poder de lo viral. También hablé del ya difunto – o casi – slenderman. Y digo casi porque a veces “resucitan” estas historias. Pero déjenme contarles que no son los únicos, acá les va otra imagen; no se asusten.

ayu

Este es al ahora famoso Ayuwoki, una imagen deformada de Michael Jackson que se comparte (meme) principalmente por WhatsApp, ya que es la forma más rápida de llegar a personas en particular - en estos casos niños – y cuyo creepypasta dice que a quien lo reciba se le aparecerá a las 3 de la mañana para gritar “Hee Hee” (el típico grito del Rey del Pop) y para alejar a este ente, se debe pronunciar la frase 'Eeeeooo', de Freddie Mercury. (Un verdadero paréntesis: se han puesto a pensar en las teorías del fin del mundo en las que dicen que el mundo se acabara hoy 20 de marzo a las 3 de la mañana…. Ehm…¿las 3 de la mañana de donde? Aquí, China, Canadá, España…? ¿Hoy 20 de marzo? Pues es que al otro lado del mundo ya es 21…Entonces ¿la profecía contempla estas divergencias temporales y de geolocalización del afectado? Es por esto que estas historias se caen por su propio peso. Espero se entienda este pequeño paréntesis y que los “adultos” demos el ejemplo ¿no? ) Volviendo entonces al Ayuwoki pues es claro el poder que puede tener en un menor ya que por el miedo y terror ocasionado puede llegar a ser manipulado por un tercero. Esta imagen tiene su origen en un video que se publicó en Youtube al mes siguiente de la muerte de Michael Jackson. en 2009. La publicación se llamaba 'My Ghoul Jackson' Animatronic Sculpture' y mostraba a un robot animado similar a Jackson, pero con aspecto terrorífico. 

Ahora bien, tenemos otro problema y es que muchas de estas historias se podrían haber quedado en lo profundo de la red, en foros especializados y demás, pero muchos nos encargamos de viralizarlas a partir de testimonios de padres y madres no confirmados de lo que les ha pasado a sus hijos. Obviamente las compartimos como si fuera la llegada del anticristo y sin pensarlo estamos creando un pánico en ocasiones innecesario (publicidad) en pro de la verdad y de que “todos estemos atentos” – y lo mas irónico es que no estamos atentos - y nuestros hijos, con toda esta publicidad que se ha gestado, pues lo primero que entienden es que si reciben esta imagen están en grave peligro, y por el solo hecho de recibirla ya entran en estados de angustia, ansiedad, insomnio, etc. Es una invitación a reflexionar en el poder de compartir (o si no veamos los casos de falsas acusaciones por WhatsApp y en lo que han terminado). Primero, antes de compartir, revisemos nuestra familia y para esto propongo 3 puntos claves de reflexión.


• En primer lugar tenemos que tratar de garantizar que en nuestros hogares, nuestros hijos no estén expuestos. Por lo tanto, nada de Smartphones y mucho menos con planes de datos. Por algo será que la edad mínima recomendada para tener un dispositivo de estos es de 13 o 14 años. En mis conferencias en colegios encuentro niños de 7, 8 años con WhatsApp porque los papás “tenemos” que estar comunicados. Y ¿es muy complejo que la criatura usará un celular flechita?


• Ok, ok, alguien dirá que su hijo no tiene celular (muy bien) pero que esto lo puede encontrar en otra casa, con un amigo, etc. Es verdad y por esto son necesarios los espacios de diálogo, fortalecimiento de valores y desarrollo del sentido común, algo que requiere de tiempo, conocimiento, dedicación y todo lo que debemos hacer dentro de nuestra responsabilidad como padres.


• Pero ojo, cuidémonos de los extremos: 1) Por un lado, ver la tecnología como culpable de esto, de satanizarla. Debe quedar claro que la tecnología debe estar al servicio del ser humano y no al revés. Las bondades que esta ofrece son infinitas. Es necesario aprender a usarla de manera propositiva y proactiva. 2) Y por otro lado relajarnos tanto al extremo de no medir su impacto en la amenaza, de usarla indiscriminadamente y aplicar lo que hoy día nos han hecho malentender y que se resume en “no prohibir, es mejor enseñar”. A ver, mi mensaje es claro, Smartphones prohibidos en los menores de 13. Es que de un momento a otro le tenemos un miedo terrible a la palabra “prohibir” y nos dejamos llevar por discursos demagógicos y románticos en el que educar – per se - ya soluciona todo. A ver, me gusta mucho hablar con analogías para entender y comprender que en ocasiones no basta con solo educar y es necesario hablar de prevención y protección. Imagine que tiene un hijo de 6 años que quiere estudiar artes marciales, Kung Fu, ¿eso está bien para que aprenda a defenderse? Claro que sí, además de otras bondades que ofrecen las artes marciales. Ahora, su hijo ya de 8 años es cinturón negro, ha aprendido bastante, y sigue aprendiendo. La pregunta es ¿Lo enfrentaría a otro cinturón negro de 25 o 30 años? ¡Por supuesto que due no! diran. El otro es más grande, más fuerte. A pesar de que ambos tienen el mismo cinturón dado por sus conocimientos y habilidades es un hecho que biológicamente está más “preparado” en este caso el de mayor edad para ganar. Es decir, está prohibido que el niño pelee con alguien mayor. Es igual en la red, si nos quedamos en que el celular lo pueden usar desde pequeños para que “aprendan” es como si los lanzáramos al dojo a enfrentarse con gente mala, muy preparada mentalmente para ganar. Eso es prevención, evitar que algo pase. Claro ejemplo de esto es el letrero de prohibido fumar en un sitio con material explosivo. La prevención es no fumar (Está prohibido), se puede ocasionar un incendio, pero si alguien apelo a sus derechos a la libertad y más parafernalia argumentativa pues está el extintor para tratar de mitigar el fuego que ya se ocasionó. Que no seamos nosotros los que gestemos ese fuego que se puede salir de control y que tal vez al apagarlo ya sea tarde.


Con todo lo anterior mi invitación es a tratar de comprender el mundo en el que nuestros menores se mueven hoy día, conociéndolo para orientarlos (Tal vez asistiendo a una de mis conferencias), ayudarlos y protegerlos. De igual manera fortalecer valores como la responsabilidad, el respeto, la tolerancia, la honestidad, la solidaridad, entre otros. Todo esto obviamente a partir de los espacios de diálogo que se deben dar en el hogar. Como padre soy consciente de que la responsabilidad es muy grande y cubrir el ciento por ciento de lo que pueda amenazar la seguridad de nuestros hijos es imposible, por lo que hay que estar muy atentos y buscar siempre apoyo. Todo por nuestros hijos.

Finalmente les comparto esta imagen - que esta si sería bueno viralizarla -  con una frase atribuida a San Agustin, otros la atribuyen a San Ignacio, y que nos puede fortalecer en el duro pero maravilloso trabajo de padres:

ora

Hasta luego